¿Es necesario vaciar una piscina comunitaria para repararla?

Esta es una de las preguntas que más nos hacemos cuando surge una avería y tenemos que realizar cualquier tipo de reparación en nuestra piscina comunitaria. Aunque la última palabra siempre la tiene el profesional que realizará el proyecto, lo cierto es que en muy pocos casos es necesario proceder a su vaciado para realizar este tipo de tareas. Por este motivo, en el nuevo artículo de hoy veremos todos los trabajos que se pueden realizar con la piscina llena.

Es muy importante que tengamos claro que, en todos los casos no es necesario vaciar el agua, aunque siempre opcional. Existen algunas reparaciones que, aunque no es indispensable, vaciar el agua de la piscina comunitaria puede ser una gran ventaja para asegurar que el resultado es el esperado y la reparación sale según lo planeado. En este tipo de casos, es necesario ponernos de acuerdo con el resto de vecinos y escoger aquello que más nos beneficie a todos.

Dependiendo de las necesidades de cada vecindario, se puede hablar con el profesional con tal de encontrar una solución en la que no se tenga que vaciar toda la piscina. Aunque nunca viene mal renovar toda el agua, lo cierto es que esto supone un coste mucho mayor y afecta negativamente al medio ambiente. Por este motivo, nosotros debemos tener conciencia de las partes negativas y positivas, pero siempre teniendo muy en cuenta la opinión del profesional que vaya a realizar la reparación de la piscina comunitaria.

¿Cómo se repara una piscina comunitaria llena?

Entre las reparaciones de piscinas comunitarias podemos encontrar algunas que se realizan por estéticas y otras porque es necesario arreglar una parte para mejorar su funcionamiento, así como alargar su vida útil. En ambos casos, se puede realizar la tarea con la piscina llena sin ningún tipo de problema, siempre que ningún profesional diga lo contrario.

Algunas de estas reparaciones que se realizan con la piscina comunitaria llena puede ser el cambio o reemplazo de alguna parte del gresite de las paredes, la instalación de algún nuevo elemento como podrían ser luces o la eliminación de grietas superficiales en cualquier zona.

Por supuesto, cualquier problema que se encuentre en los filtros o en la superficie o exterior de la piscina se podrán realizar de esta forma y sin tener que preocuparse porque esto sea un impedimento para realizar la tarea.

En muchas ocasiones, que todos los vecinos nos pongamos de acuerdo es una tarea muy difícil, por lo que si nos encontramos con una situación de este tipo, lo mejor es estar bien informado y poner por delante de todo, las recomendaciones de los profesionales con los que vayamos a contar a la hora de realizar el proyecto.